SEGUIDORES EN GOOGLE +

SEGUIDORES

SIERRA DE LAS VILLAS (JAÉN): SUBIDA A LA ALBARDA Y PIEDRA DEL AGUJERO



LA ALBARDA Y LA PIEDRA DEL AGUJERO


Albarda es un termino claro e inequívoco en nuestro vocabulario. El topónimo del lugar de nuestro destino probablemente lo adquiera de la similitud con el significado. Los serranos no se complicaban a la hora de nombrar lugares. Se trata de una planicie con elevación central al N del Torraso, donde este viene a desparramarse para los barrancos de arroyo María y arroyo Martín. Aquí vivieron gentes que durante años tuvieron que vérselas con la adversidad. Hoy, cuando recorremos estos parajes es difícil hacerse a la idea de como era la existencia y el día a día de los serranos que construyeron y habitaron los cortijos del Tosero, la Melonera,  el de la Albarda y tantos otros como vestigios encontramos en cualquier rincón  tras una revuelta del camino. ¿Donde se irían? ¡Ojalá no vuelvan nunca! !ni de visita¡ Se encontrarán con pura desolación; que diferente este lugar del que ellos conocieron. El incendio lo destruyó todo. Algunos pinos aislados se resistieron a arder en aquella tarde en que, por una vez, la larga mano de la naturaleza llevó la autodestrucción a buena parte de esta sierra. No lo olvidaré, andaba por allí, abajo en el río, el cielo cerrado con esa calma bochornosa que pesa en la crisma. Pronto comenzó a tronar, sin gota de agua. Las chispas caían en las cumbres repetidamente, con exceso, como si la tragedia fuera inevitable y pronto, la tragedia, se presentó. Columnas de humo se veían desde la carretera del tranco por encima de la Hoz, más allá de los estrechos, por lo hondo del barranco de arroyo María. El incendio comenzó en el peor sitio. En una hora se veían claramente las llamas en las alturas desde el cortijo del Nolo ¡que espectáculo! En veinticuatro horas se habían quemado media sierra.    






Por allí arriba anda la piedra del agujero, ese foramen en la roca, visible desde tantos puntos, topónimo a debate entre ojo agua los perros (Gómez Muñoz) y ojo de Carrales (mapa Alpina). Carrales está más allá. Aquí, por debajo de esta estructura pétrea, todo es del Agua los perros. El collado, el cortijo, el arroyo, la fuente, la iglesia... ¿y el Ojo?  







LA RUTA

Tras ascender la zigzagueante cuesta del Palancar entre olivos serranos ganados al monte que parte del puente de los Agustines, allí donde comienza la carretera transversal de la Sierra de las Villas, y encumbrar pasado el cortijo de el Palancar Alto, tomamos la estupenda pista que nos queda a la izquierda marcada aún con el rotulo que pusieron entonces, cuando la hicieron. Este es el lugar de inicio de nuestra excursión y donde podemos dejar el vehículo.





Esta pista, ahora arreglada "gracias" al incendio de hace unos años, nos llevará directamente a la Albarda, dejándonos a los pies de la piedra del agujero. Camina por el hondo barranco de arroyo Martín que desde las faldas del Torraso se nos viene para despeñarse pasado el campamento juvenil de los cerezos y unirse al arroyo María poco antes de entregar generosamente sus aguas al Grande. Por la izquierda nos acompaña el paredón rocoso de la lancha del Tosero. Por la derecha, el arroyo y por encima de este, acompañándonos constantemente, la piedra del Enjambre.





La pista transcurre así durante 1 kilómetro hasta cruzar el arroyo Martín por un coqueto puentecillo, lo abandona definitivamente, ascendiendo decididamente. Pronto se acaba la vegetación que en otro tiempo fue rica, variada y abundante. "La vegetación que vamos atravesando se presenta espesa de pinos, romeros, muchas jaras blancas, sabinas, enebros y multitud de plantas herbaceas". De esta forma relata Gómez Muñoz su incursión hace unos diez años por estos caminos. Ahora todo es desolador, solo la belleza de la sierra descarnada anima a continuar.














Tras cruzar el arroyo se nos presenta la parte más tediosa de la ruta, la subida por las revueltas de la pista  sin perder de vista la piedra del Enjambre. Para los más aventureros y amigos de la trocha, cabe la posibilidad de continuar arroyo arriba por una pista secundaria que continua la principal justo antes de cruzar el puente. Nos llevará a un bonito rincón ocupado por las ruinas de lo que fue el cortijo de la melonera o del gollizno, subiendo por detrás de este, alcanzaremos en un punto la pista que llevamos, acortando de esta manera el camino. Conforme ascendemos, se nos va apareciendo la lancha del Tosero a levante y, por encima de esta, como emergiendo, las Lagunillas descarnadas, al norte se abre la hermosa cañada de los caballeros, abajo, el fondo del barranco del arroyo Martín ya distante y por encima de este, el Torraso galopando en su caballo.























Finalmente, la pista se nos viene  a la derecha tras la curva donde salía la trocha por encima del cortijo llegando a un collado que nos permite explorar la meseta de la piedra del Enjambre. Otra pequeña remontada y comienza un descenso hacia la derecha para evitar el caballo de esta Albarda que nos va quedando a la izquierda. La bajada nos lleva directamente al cortijo de la Albarda, precioso lugar donde aún se aprecian los huertos que tenían y algunos frutales.  Buen sitio para descansar y reponer fuerzas.





Reanudada la marcha, tenemos que ascender durante un corto tramo para llegar a una de las planicies de la Albarda. Aquí el camino se bifurca, a la derecha muere un poco más adelante pero nos permite coronar unos riscales que nos asoma a la impresionante loma de la Be, el mirador del "Topaero" debajo en la carretera, el barranco del Chillar y las lomas que lo envuelven y, al fondo, el curso del Grande.





Volvemos sobre nuestros pasos para recorrer esta bonita planicie y alcanzamos de nuevo la pista que traíamos desde el inicio para meternos en un bosquete que sobrevivió. En una curva, abandonamos la pista para descender por una vaguada hasta dar con el impresionante techo de la iglesia del agua de los perros y el agujero o sumidero por el que se precipita el agua hasta el fondo de este gran covachón. Da miedo asomarse por la gran caída existente. 








Subimos por la vaguada, ahora siguiendo el cauce del arroyo que se derrama por aquí hasta llegar a unos roquedos. Si miramos hacia el SE, veremos el gran Caballo del Torraso asomar por encima del otro caballo, el de la Albarda. Más a la izquierda, la cuerda de las Lagunillas








Tenemos que buscar el portillo por el que acceder a una derrumbada construcción de fogoneros y descendiendo por la derecha, llegar hasta el mismo agujero. Es una sensación difícil de narrar asomarse a esta ventana de la sierra de las Villas. Desde aquí vemos nítidamente el cortijo del puntal de la escalera, el morrón de Santa María, la cuenca del Chillar. Incluso podemos continuar unos metros y asomarnos por encima del collado Agua de los perros, a donde podríamos descender con cuidado y paciencia.

















Atisbado debidamente el horizonte hasta el empacho, toca retirada. Volveremos por el mismo camino. Otro día subiremos desde aquí al Torraso y bajaremos por la lancha del Tosero. Pero eso, será otra historia.









EL VIDEO






DATOS TÉCNICOS

DenominaciónSUBIDA A LA ALBARDA, IGLESIA DEL AGUA LOS PERROS Y PIEDRA DEL AGUJERO
Fecha01 / 04 / 2010
LocalizaciónSierra de las Villas
AccesoDesde Villanueva del Arzobispo, hay que tomar la carretera del Tranco. A falta de 6 kmt para llegar a la presa, se encuentra el desvío para el área recreativa del Charco del Aceite e inicio de la carretera trasversal de la Sierra de las Villas que tomaremos para iniciar una zigzagueante subida por el barranco de arroyo María. Al encumbrar, encontraremos una pista a nuestra izquierda que indica "Pîsta de la Albarda", este es el lugar de inicio y llegada. Podemos dejar aquí el vehículo o a unos 300 mts en el campamento juvenil de la Fuente de los cerezos, donde podemos proveernos de agua en una de las mejores y más caudalosas fuentes de esta sierra.
InicioInicio de la Pista de la Albarda (señalizada)
FinInicio de la Pista de la Albarda (señalizada)
Tipo de trayectoLineal (ida y vuelta)
Tipo de firmeSendero/Pista/sin sendero
EstaciónPrimavera/otoño/Invierno
Distancia17'4 (ida y vuelta)
DificultadMedia
Tiempo estimado5 h 30 min
Cota mínima940 mts
Cota máxima1.417 mts
SugerenciasEvitar el verano. Agua en el inicio en la Fuente de los Cerezos y ocasionalmente en el tornajo del cortijo de la albarda.
TracksWIKILOC
MovilCobertura Moviestar en algunas zonas del recorrido.
Mapa
BibliografíaPropia experiencia. El último Edén; José Gomez Muñoz