SEGUIDORES EN GOOGLE +

SEGUIDORES

LINARES (JAÉN): SENDERO DE LA MINA DEL MIMBRE (PR A - 263)

.

LA MINA DEL MIMBRE





Siete reinas tiene mi tierra, siete chimeneas de puro orgullo, 
con nombre simple de mujer...

Pozo 0, no se porqué, si te levantas al cielo.
Si los luceros admiran tu porte
y tu piel de ladrillo y dura piedra
por donde emanaste leche y miel.
Leche de pura plata,
plomo de pura hiel.
Te rebelaste con firmeza
ante la destrucción de la que no pudo ser.
La que estaba a tu lado
la reventaron sin juicio, de madrugada,
cuando nadie miraba su pie.
.../...
(F. Mañas Marmol)





Toma este sendero de pequeño recorrido (PR) la denominación de uno de los grupos emblemáticos de la minería del Distrito, una de nuestras grandes minas. El Mimbre va unido indefectiblemente a la mina de San Miguel y compartiendo un mismo filón de mineral, ambos grupos mineros han ido más de la mano que por su cuenta, de echo se sitúan en un palmo de terreno aunque a diferentes niveles.





El Grupo El Mimbre constituye sociedad a mediados del S XIX sobre una vieja concesión que probablemente toma el nombre de las abundantes mimbreras existentes en los bordes de Las Lagunas. Años después acaba siendo registrada por Martín Arboledas y Fernando Acedo como principales accionistas (de aquí la denominación de los pozos más importantes de la explotación, San Martín 1 y 2 y San Fernando, exponente del deseo de los mineros de entonces de perpetuarse, eso sí, maquillando hipócritamente la estrategia con el santoral, aunque la memoria popular a veces juega malas pasadas y, en la actualidad se continua conociendo como El Mimbre y a lo más como Pozo 0).







El pozo 0 o El Mimbre, como queramos llamarlo, se ubica en el rincón de la Parrilla, una ladera de la mesa del Madroñal que se desperrama sobre Las Lagunas donde actualmente se encuentra el conocido paraje de la Garza. Este pozo localizado a unos 4 kmt del inicio es el punto más alejado de la ruta que seguiremos, girando en las proximidades para organizar el regreso. De esta concesión cuentan que salía una metalización muy rica en plata, siendo de las más argentíferas de todo el Distrito. De su época de máxima prosperidad nos ha quedado la magnífica chimenea, de las más elevadas del distrito (40 mts) que aún se yergue altiva sobre los llanos laguneros desde 1907, fecha de su construcción, y que emparejó a otra hoy tristemente desaparecida, masacrada por una voladura con premeditación y alevosía por intereses particulares, que conformaban dos imponentes torres acorde con la importancia de la explotación.



Mina El Mimbre, pozo 0

La que quedó, con la que no atrevieron es cilíndrica, con el fuste completo de ladrillo y asienta sobre una base cuadrangular en sillar y está rematada por una corona anillada con sombrerete ya bastante deteriorado, una ejecución artística poco acorde para su misión, mucho más simple, echar humo, pero coherente con la intencionalidad de los diseñadores de embellecer e iluminar una actividad de por si sombría. El resto del entorno se encuentra desgraciadamente muy deteriorado, roturado por las plantaciones de olivas y por donde hay que caminar con precaución al haber varias antiguas hundiciones de galerías.






Pero no solo el Mimbre acompañará el paseo que nos trae, otras representativas ruinas nos saludarán al paso, la Fundición San Luis, empeño y ojito derecho de Figueroa, Marqués de Villamejor, destinada a grandezas con veinte hornos reverberos y una gran planta de desplate y que finalmente sucumbió a la realidad de la crisis tras la Gran Guerra.






Imagen antigua de la fundición San Luis


Fundición polémica en su día por la proximidad al casco urbano, humillada igual que la anterior al amputarle su gran chimenea, la de humos tóxicos, la reina de la mesa de Valondillo con más de 60 metros de altura de la que solo una montaña de escombros queda a un kilómetro de distancia del edificio principal, allá por la ceja de los Agustinos siendo posible encontrar aún algunos tramos de su bóveda de conducción de humos bien conservados en el olivar que hay a espaldas de los muros del edificio administrativo de la explotación; la otra, la que le queda al pie de la vía minera saluda diariamente a cientos de paseantes que bajo su peana desfilan pudiendo aún maravillarse de una construcción plenamente cilíndrica tanto el fuste como la base, de sillar y ladrillo y una corona anillada rematada de sombrerete.



Fundición San Luis en primer término. Al fondo el puente del tranvía de San Roque cruzando por encima la vía y 
más allá parte de la cabria y castillete del pozo San Vicente





Fundición de San Luis, corona y sombrerete de ladrillo


El pozo El Calvario, antesala en nuestro periplo de El Mimbre, una coqueta explotación cuyo nombre emana de las dificultades que se sucedieron hasta resolverse su registro definitivo.






pozo El Calvario, conjunto de cabria, casa de bombas y su chimenea




Destaca, como no, una pequeña chimenea de no más de diez metros de altura junto a las ruinas de la casa de bombas en la que sobresale la vistosa corona ejecutada con ladrillo vertical. Igualmente la cabria de mampostería repellada recientemente tiene buena conservación.


pozo El Calvario, corona de ladrillo estilo mudejar



pozo El Calvario, cabria de mampostería


Cristo del Valle, cercana a la anterior con la que hizo tandem empresarial durante años, localizada en un bello mirador en el collado donde vuelca la cuesta de la Parrilla, límitando las mesas del Madroñal y de Valondillo





su casa de máquinas de la que aún puede distinguirse claramente la planta cuenta con el honor y mérito de haber albergado una escuela durante sus últimos años, cuando su actividad minera cesó para el colectivo infantil de la colonia que aún en la zona se mantuvo.



Imagen antigua de la explotación Cristo del Valle. Casa de extracción, cabria y chimenea. Al fondo se aprecia
la gran chimenea de la Fundición San Luis, alejada de esta 1 km


Poco puede distinguirse hoy día de esta explotación, la mencionada planta de la casa de extracción, el pozo y la alberca, eso si, queda un alto en el camino para contemplar una formidable panorámica.



Ruinas de lo que fue la casa de extracción de Cristo del Valle y más tarde Escuela y capilla



paraje de las Lagunas, al fondo la localidad de Vilches jalonada por los cerros Mortero y Jarabancil


Finalmente, aunque rozaremos otras construcciones de menor calado, mencionar que atravesaremos San Miguel y sus grandes pozos, entre ellos San Vicente trágico lugar, el más profundo del Distrito y de los que no me detendré en describir porque fueron objeto de OTRA ENTRADA exclusiva.






Mina de San Miguel. Pozos El rico y san Vicente




LA RUTA


Podemos arrancar desde cualquier punto de Linares, pero la ruta comienza propiamente dicha a espaldas de la ermita de Linarejos, al final del paseo del mismo nombre, donde existe un panel indicativo de inicio



Ermita de Linarejos






entre la ermita, rodeada como corresponde de robustos eucaliptos para darle buena sombra, y el lugar en el que se encuentra situado el panel aún podemos reconocer algunos vestigios de lo que fue el camino que ahora iniciamos, una de las vías mineras de Linares, la que acogió el antiguo ferrocarril Linares-Los Salidos








Igualmente, a la altura del panel de inicio y si nos giramos 180º veremos aún elevarse la esbelta torre de las cocheras del tranvía que ya circuló por aquí desde los tiempos en que en Linares comenzó el brutal arranque económico. Si nos fijamos bien, evoca las torres de los Cármenes granadinos, me han contado que eso es así porque la Cia. que explotaba el servicio tenía sus orígenes en la ciudad de la Alhambra, un guiño más, superfluo en todo caso, de tantos como descubriremos en una ciudad que pretendía adornarse acorde con los tiempos que vivía.




Comenzamos el paseo dejando a la derecha la parte trasera de la factoría automovilística que vino a compensar el declive minero en los años cincuenta y sesenta. Poco a poco nos introducimos en trincheras realizadas para nivelar el recorrido del convoy ferroviario











pronto la trinchera se abre con una amplia panorámica de las primeras zonas con restos mineros, una chimenea se adivina en el horizonte,vigilante del olivar que rodea todo, nos aproximamos a la Fundición San Luis






Fundición San Luís en funcionamiento



Fundición San Luis actualmente


Con mirar a nuestro alrededor percibiremos un terreno de color oscuro, la tierra removida mezclada con la escoria recuerda la actividad que desempeñó. Podemos rodear las ruinas del edificio para hacernos idea de las dimensiones de la explotación. Uno de los días que por allí transitamos tuvimos una grata sorpresa














Superada la chimenea encontramos una bifurcación de caminos, tomaremos el de la derecha, junto al panel donde la indicación da continuidad al PR A-263 en dirección Cristo del Valle.



cruce de caminos, tomaremos el que indica Trufa, a la derecha





tomamos un carril bastante deteriorado que entre olivas avanza junto a los muros semiderruidos de lo que fue la casa de administración de esta empresa, para girar a la derecha y pasar por lo poco que queda de las ruinas de una caseta con unos eucaliptos de buen porte.








Superadas estas ruinas el camino gira a la izquierda dirigiéndose directamente hacia una montaña de arena, son los diques de áridos finos del pozo que hay al otro lado de ellos y que después visitaremos, San Vicente. Al toparnos con esta artificial prominencia que, si observamos detenidamente, tiene vida propia con un ecosistema característico, volveremos a girar de nuevo a la derecha enfilando ahora una recta que acompaña paralelo a la escombrera.



muro del dique de áridos finos donde el camino gira a la derecha




Mientras avanzamos divisamos a lo lejos un buen eucaliptal anunciándonos que nos aproximamos a un lugar especial de nuestra ruta: Cristo del Valle. 






Si queremos entretenernos por la zona, allí donde comienza a terminar el dique de áridos, por la derecha podemos hacer una escapada para visitar en mitad del olivar la Mina de los Gregorios, una concesión menor de la mesa de Valondillo donde se conserva la cabria de mampostería y la alberca.











Volvemos al carril y al otro lado adivinamos otra estructura ruinosa, se trata del cuartel de la Benemérita, otro de tantos que hubo en un palmo de terreno dada la conflictividad de la actividad minera, este controlaba la zona de San Miguel - el Mimbre.



Cristo del Valle, cuartel de la Guardia Civil





Por fin, de vuelta al carril, nos emboca frente al Pozo Cristo del Valle, una modesta explotación minera que ha tenido más significado en la historia del Distrito. Por aquí pasaba el tranvía de San Roque, el lugar tenía vida propia dada la colonia de capataces existente en la proximidad, hasta el punto de reconvertirse la casa de extracción en capilla-escuela de la misma. Según me han contado, en las proximidades también se encontraba la célebre taberna de la Saturnina, lugar de encuentro minero donde ahogar algunas penas y echar algún cante, seguro que sí, y además cuenta con un precioso mirador que se abre sobre el rincón de la Parrilla donde, entre higueras, pueden adivinarse las ruinas de EL Desengaño concesión minera efímera y de menor importancia.



cruce de caminos en Cristo del Valle



Cristo del Valle, restos de la casa de extracción


Desde aquí, aunque tengamos que regresar de nuevo por nuestros pasos, podemos opcionalmente buscar los escombros y ubicación de la gran chimenea de la Fundición San Luis y los restos de las bóvedas de conducción de humos. Para ello, tomaremos el camino que sale a la derecha conforme llegamos a Cristo del valle y que tiene la indicación de Pozo 4. Aproximadamente a 350 mts buscaremos a la derecha e izquierda en el olivar hasta dar con lo que buscamos, los restos de la chimenea se encuentran a la izquierda, donde el camino casi se asoma a la ceja del terreno y a la derecha las ruinas de las bóvedas del mismo.








De vuelta a Cristo del Valle a unos pocos metros del panel explicativo del lugar , junto a una vieja caseta en ruinas y con rocas amontonadas para impedir el paso al tráfico rodado se inicia un camino descendente que se introduce en el rincón de la Parrilla. Conforme descendemos por este bonito camino minero volvemos a ver a la derecha las ruinas de El Desengaño ocupando el hoyo que el terreno aquí conforma, encima en el borde y junto a un portentoso y aislado eucalipto distinguimos la explotación Cabueñes...



inicio del camino de la cuesta de la Parrilla que nos lleva al pozo El Calvario



Cabueñes


el estrecho camino pronto nos vislumbra lo que parece una chimenea y una casa adosada, no hay duda de que estamos en el pozo El Calvario



llegando a El Calvario, a la izquierda típicos "bolos" de granito


Merece la pena detenerse en el lugar y revisar los numerosos elementos que quedan de esta explotación en un palmo de terreno, las casas de bombas y de máquinas, alberca,... que convierten al lugar en un coqueto rincón minero muy "disfrutón"















Inmediatamente el camino comienza a trazar una suave curva a la izquierda que nos irá abriendo la panorámica del pozo 0, el proel del grupo del Mimbre donde destaca su preciosa chimenea. Por aquí llevaremos cuidado de no abandonar el camino ya que existen bastantes hundiciones en el terreno circundante.



El Mimbre o pozo 0 dominando el valle de la Laguna. Al fondo Paño Pico





Dominando el valle de las Lagunas desde la ladera nos topamos con los vestigios del otrora emporio minero, uno de los grupos más importantes y más antiguo del Distrito.














Desde aquí comenzaremos a organizar el regreso, para ello continuaremos un par de cientos de metros hasta conectar con el camino transitable de la cuesta del mimbre donde encontramos un indicador con nuestro siguiente destino.





cruce con la cuesta de El Mimbre








Superaremos el tramo en cuesta por donde el tranvía minero que se acercaba al lavadero de Arrayanes cruza. Seguiremos sin abandonar el amplio camino principal, hasta llegar a un importante cruce. A la derecha  nos llevaría a La Cruz con desvíos para el filón de Arrayanes



Fundición de la Cruz



Mina de Arrayanes, pozo San José, central eléctrica y hospitalillo


A la izquierda encontramos la colonia de Cristo del Valle arropada de un encantador bosquete de eucaliptos.











Al frente, por donde seguiremos, el camino que conduce al Pozo San Vicente, el más profundo del distrito y el de trágico recuerdo. Si nos animamos a recorrerlo, a la altura de la chimenea que desgraciadamente amenaza ruina encontraremos un panel y la entrada. Por la derecha encontraremos destacando la cabria, reforzada con doble mampostería, el pozo cubierto de una reja que permite asomarse a las entrañas de la tierra y un pequeño hueco a modo de capilla con la lápida en recuerdo de los últimos que aquí dejaron su vida.












En primer término pozo el Rico, en segundo San Vicente



En primer término cabria y chimenea de San Vicente, al fondo chimeneas de San José y de la Cruz


Salimos de la concesión, regresando al camino, pasando bajo la vía de vagonetas del pozo el Rico y llegando tras atravesar una exuberante vegetación a la Vía minera del FC Linares- Los Salidos



puente de vagonetas entre San Vicente y el Rico





Cruzaremos la antígua vía tomando un camino que en su inicio es una amplia explanada teniendo a su izquierda otro gran dique de áridos finos. Nos encontramos en el popular camino de San Miguel, el que nos llevará de regreso a Linares.



inicio del camino de San Miguel junto al dique de áridos finos 


Avanzando, veremos que se desprende a la derecha un desvío que conduce al Pozo San Guillermo, podemos organizar si nos apetece y llevamos tiempo una visita a este otro destacado rincón perteneciente al grupo San Miguel desde donde tendremos una de las mejores vistas del conjunto anterior, de San Vicente. En caso contrario continuaremos junto a la elevación arenosa a nuestra derecha encontrando, de nuevo, otro desvío. En este caso se trata para el pozo El Carmen, desvelado por unos frondosos eucaliptos, igualmente, podemos visitarlo, no nos llevará mucho tiempo.



pozo el Carmen


Unos metros más adelante, el camino de San Miguel fue asfaltado para dar acceso a la ronda norte, por él debemos regresar a Linares siendo harto peligroso transitar por aquí al no haberse dejado un arcén lo suficientemente ancho para peatones y habida cuenta que por aquí transitaba un PR. Por ello, planteo una alternativa que no desmerece al viejo camino de San Miguel y dará mayor seguridad al caminante. Para ello al pasar bajo la ronda norte, continuaremos por un carril olivarero que se separa a la izquierda, lo seguiremos unos doscientos metros y estaremos en el camino negro, un camino antíguo minero llamado así por los restos de escoria de la fundición San Luís que le dan un aspecto ennegrecido a la tierra ya que por aquí se llegaba esa explotación.











Este camino discurre paralelo a la vía minera por la que accedimos a la Fundición San Luis, llevándonos entre un olivar hasta confluir con el anterior a la altura de su inicio.



camino negro



intersección del camino negro con el del pozo 4








EL VÍDEO












DATOS TÉCNICOS



DenominaciónSENDERO DE LA MINA DEL MIMBRE (PR-A 263)
Fecha14 / 02 / 2010 ; 17 / 06 / 2010 ; 05 / 06 / 2011; 27/ 01 / 2013 ; 01 / 05 / 2013
RecorridoErmita de Linarejos, Via minera (Linares - Los Salidos) - Fundición de San Luis - Cristo del Valle - Pozo el Calvario - Pozo 0 / el Mimbre - cuesta del mimbre - Pozo San Vicente - camino de San Miguel - camino negro - ermita de Linarejos
Acceso
Desde el centro de Linares, por ejemplo el coso taurino de Santa Margarita, seguiremos en dirección al paseo de Linarejos y, al finalizar este, divisaremos la ermita de la Virgen de Linarejos donde podemos dejar el vehículo.
InicioLinares: Ermita de la Virgen de Linarejos
FinLinares: Ermita de la Virgen de Linarejos
TrayectoCircular
Tipo de firmeCamino minero, senda.
EstaciónPrimavera/Otoño/Invierno
Distancia8, 83 Km
DificultadFácil
Tiempo estimado2 horas 30 minutos (una hora más con las variantes propuestas)
Cota mínima371 mts
Cota máxima488 mts
Sugerencias
Llevar agua. No abandonar basura. Evitar encender fuego. Respetar el entorno natural del camino. Prudencia, no abandonar los caminos si se desconoce el terreno hay pozos y lugares de hundimientos.
TracksWIKILOC
MovilCobertura Movistar en todo el recorrido
Mapa
Nota
Las imágenes corresponden a diferentes excursiones en distintas épocas del año

Referencias- Las minas de Linares. Gutierrez Guzmán, F
MTI blog
- Las chimeneas en el paisaje minero de Linares y su comarca. Mañas Marmol, F
- Historias y leyendas de una ciudad que comenzaba a despertar. Mañas Marmol, F
- Folleto Exmo. Ayuntamiento de Linares-Federación Andaluza de Montañismo (FAM) - Colectivo Arrayanes
- Propia experiencia