SEGUIDORES EN GOOGLE +

SEGUIDORES

SIERRA DE LAS VILLAS (JAÉN): CUENCA MEDIA DE ARROYO CHILLAR




Por la cuenca media del Chillar



Ir a cuenca de royo Chillar

Ir a cuenca media de royo Chillar (II)

Ir a la ruta de la cuenca alta de royo Chillar

Ir a la ruta de la cuenca baja de royo Chillar



Cartografía © Instituto Geográfico Nacional de España

Desde la carretera transversal de la Sierra de las Villas, hay varias formas de penetrar en la cuenca del Chillar. Buscando formas rápidas hace un tiempo encontré la escalera de Amador que desde la lancha de Carrales se deja caer hasta el cortijo primero y después hasta un punto intermedio entre los dos murillos que le construyeron al curso fluvial del Chillar en la pista que sube de los Vadillos a la cerrá del Cuco.


Escalera de Amador


También encontré otra posible vía entre el cortijo del Puntal y los Vadillos, aunque no llegue a recorrerla en toda su extensión.



prado del cortijo del Puntal. Al fondo los morrones


cortijo del puntal


prado del cortijo del puntal. Al fondo la piedra del agujero


Tocaba pues investigarla. Junto al cortijo del Puntal, por donde parece que tenían las cuadras mirando a Carrales, junto a un pino y dos mojones de piedras se aprecia claramente embocar la puerta de la escalera que por aquí baja.


Inicio de la escalera del puntal


escalera del puntal

Desde aquí comienzo a descender con la vista permanente de los cortijos que marcan mi primer destino.


cortijo de los Vadillos desde la escalera del Puntal

La escalera propiamente dicha desciende zigzagueando por debajo mismo del puntal.





Dejando atrás la zona de piedra donde aún se adivinan algunos escalones tallados nos dejamos caer ladera abajo por la amplia senda aún distinguible aunque en zonas el romero ha invadido el paso.















El camino me lleva para royo Agua los perros como si quisiera irse para el cortijo del Pequeño pero al llegar a la ladera del cauce se tira paralelo a este en dirección a los Vadillos aunque puede que otra rama cruce el royo para este cortijillo, se verá.





piedra del agujero, lancha agua de los perros y abajo el cortijo de los Vadillos


De momento, me asomo a las tierras de labor de estos apacibles Vadillos y a la pista que viene del Topaero hasta lo del Cuco.





Alcanzo la fachada de los cortijos y por la izquierda vemos salir la pista ascendente, el camino del Chindo.


pista de los Vadillos


horno del cortijo de los vadillos


cortijo de los vadillos

Si me giro, veo nítidamente de donde procedo


el Puntal

La tomo y me sube con brío hasta el estrecho, lugar donde el camino se encajona entre unos peñones.





Después la subida se suaviza. Unos metros adelante encuentro la confluencia con el camino de la Carrasca de la Seña que me sacaría fácilmente a los olivares del valle de Chincolla. Por la izquierda, en el curso del royo, algunos bancales y tierras llanas me hace pensar que estamos cerca del cortijo.


cuesta del Chindo

A lo lejos me sorprenden los armazones de algunos electrodomésticos que abandonaron en la diáspora.





A la derecha, sobre un morrete veo el hermoso cortijo de los Contreras, subo a dar una vuelta y me entretengo mirando algunos restos de cuando aquí vivían. Higueras y nogueras aún hablan de cuando las cuidaban y las regaban. Por allí cerca baja o sube la senda del tranco de las Correderas, otra de tantas que volcaban al otro lado, al del Gran Río.


cortijo de los Contreras o del Chindo



















Me bajo de los cortijos al camino de nuevo y compruebo que por donde están los electrodomésticos continua claramente





lo sigo para descubrir que lleva en un par de curvas a más huertos que tenían aprovechados.





En un anchurón acaba el camino y comienza una senda en subida, se ve que está recientemente arreglada, obra seguro de Manuel y su buena cuadrilla, la sigo y me lleva directamente al collado que llaman del Chindo





collado del Chindo

escuché que por allí había una peguera pero miro y no la encuentro. Me voy siguiendo esta cómoda senda que tiene su pendiente y caigo en la cuenta que estoy en el barranco de la Peraleja.


senda del barranco de la Peraleja





Continuo el descenso hasta que me encuentro unos peazos a la derecha y algunas paratas, por aquí debe ser, miro y compruebo un senderillo que se aparta a la izquierda de la senda principal, un hito que han puesto anuncia que puede ser el que me lleve al cortijo que he visto que queda por encima del royo y la senda.


huerto de la Peraleja


Lo sigo y efectivamente, en un plis plas estoy en el cortijo, derruido, como tantos, queda lo principal de su estructura, el machón central y como no el hornico que les dio pan y dulces cuando tocara.


cortijo de la Peraleja



horno del cortijo de la Peraleja

Por detrás del cortijo me llama la atención un color diferente en el verde que impone el pinar de repoblación, me acerco por una borrada sendilla y me sorprende un pequeño olivar salvaje, perdido de zarzas, subido de no podarlo, son pocas olivas pero aquí las pusieron pal'aceite. Sigue la sendilla subiendo, tirando para la loma del caballo del jaral pero no la sigo, no es para hoy.





Dejo este medianejo cortijo de la Peraleja y me voy para el royo, lo vadeo y me voy al otro lado, al derecho siguiendo esta senda que se anda de lo más cómoda limpia y desbrozada.











Llego a un recodo donde hay una marca blanca en la piedra y un tronco cortado en el camino y veo que entra por la derecha un tenue senderillo y pienso por las trazas que debe venir de lo del Tío Luciano, lo descubriremos pronto.





Continuo bajando y repentinamente me doy de bruces con el Chillar o Aguascebas del paso del Cuco por aquí con algunos huertos, es la pista, ahora senda, que sube o baja de los Vadillos.





La unión de sendas está marcada en unos hitos que los restauradores de sendas han puesto para que no nos equivoquemos. Continúo a la derecha encaminandome junto al royo, en dirección contraria al sentido de su flujo. Bosque de ribera, helechos, esta umbría anuncia que la cerrá queda cerca. Antes dejaré a la derecha el camino que sube a la cuenca del royo Cucharas y a lo del Tío Luciano, me voy pegado al Chillar, aquí la senda está perdida pero han habilitado un senderillo que hace las veces. De nuevo aparece la senda arreglada y me encuentro al Cucharas que cruzo cómodamente por un par de piedras puestas a posta para vadearlo. Ya si se que estoy en la cerrá. Unos metros más adelante veo la tapuela del Cuco donde vivían cuando venían a moler, cuando tocaba, tenían buena clientela a tenor de lo que nos rodea.





Aquí me paro, me siento y restauro los niveles de glucosa. Entretanto pienso como vivían, que expectativas de vida tenían, me hace valorar más lo que tengo. Busco y encuentro la fuente que el otro día no atiné y me dijo JJ, la del avellano que hay debajo, junto al royo, nace directamente para darle el agua a su principal.


fuente del avellano (Cuco)

Después de disfrutar de este bosquete, de los claroscuros que define y de algunos duendes coloridos del bosque vuelvo a buscar la senda











remonto hasta otro par de mojones de piedras que la delimitan claramente y me vuelco hacia el royo, ya estoy aquí.


entrada a la cerrá del Cuco





Me voy para el indio, lo miro y remiro y la cascadilla de agua que le cae encima, y otra que cae sobre la última más arriba, una buena pocica ha horadado el agua debajo.


cascadas de la cerrá del Cuco


Retrocedo unos pasos y tras cruzar el royo comienzo a subir, esto ya no es la cerrá sino la pasá.


pasá del Cuco

Pronto estamos arriba, junto a la covacha de toba, continuo y parece que me voy a precipitar al vacío pero me espera un recodo donde un hito de montes delimita algo, pero en pleno paso.









Estoy sobre la cascada, delante tengo royo de Carrales que viene de su propia cerrada y de precipita encima de lo que resulta la unión del royo del Hoyo con el del Ojuelo. El lugar se merece detenerse y disfrutarlo.





Continúo y ahora aparece el surco que labraron en la toba a modo de sendero, una maravilla.


Pasá del Cuco. Senda labrada en la toba




Al salir del surco veo que la tendencia de la senda es bajar de nuevo al royo para cruzarlo pero la broza dispersa me da que pensar e intuyo que han limpiado la vieja senda que sube directamente a los cortijos del morro, por donde el año pasado me enmatojé hasta las cejas, decido aventurarme y me voy hacia arriba, a la aventura, pronto comprendo que esta no será tal ya que han marcado y limpiado este caminucho que, no sin cierto riesgo por el volaero del barranco de royo Carrales, recorre la ladera y comunica en pocos metros la pasá con los cortijos del morro (Prado borde y Roble Gordo en los mapas).





salida de la cerrada


Una vez arriba y con la satisfacción de haber andado este tramo inédito para mi me voy para la derecha a recorrer los viejos cortijos del morro, los que están semiderruidos. Poco queda de ellos salvo las vistas hacia la cañá que viene del Ojuelo, un horno derruido y las paredes de donde ellos vivieron.


cortijo del morro



barranco del Chillar y cerrada del Cuco












Tras la visita, tomo dirección a la hermosa cañá que asciende hasta la CF de Carrales y me encuentro con el otro cortijo del morro, el que está arreglado, bien arreglado(Roble Gordo en los mapas). Unas choperas, una alberquilla, aperos de labranza adornando, en fin un lugar agradable. Hoy no hay nadie pero en otras visitas me han tratado con amabilidad.


cortijo del morro nuevo (Roble Gordo)





Continúo ya por el camino hasta una era de piedra que queda a la izquierda, entre este y el royo y veo al frente, al otro lado, el cortijo de la Lancha, me decido a visitarlo y bajo encontrando un vado en royo Carrales para colar al otro lado, justo por debajo de la era.


era donde cruzaremos royo Carrales para subir al cortijo de la Lancha

Se adivina una sendilla que sube por la ladera y que me alcanza pronto el cortijo, bien conservado, no hay nadie, en la fachada han puesto el nombre como si fuera el de una calle. Tiene delante un buen porche para el parral aunque ahora no hay parra, un horno frente a la puerta. Le doy la vuelta y veo una curiosa reja, por detrás una criba y un banquillo de madera nos invitan a que descansemos un rato antes de rematar la ruta que hoy me ha traído.


cortijo de la Lancha











Desde donde me encuentro parte un buen carril, es el que tengo que seguir, cómodamente me lleva a la que conocen como laguna de Carrales. Seguramente cuando llueve mucho se formará aquí una lagunilla, de hecho en el borde que se asoma al Chillar sale una torrentera de desagüe que es la que luego pasa cerca de lo de Amador.


salida a la laguna de Carrales


caballo del Torraso


caseta de fogoneros del Caballo del Torraso


laguna de Carrales


Al final de la laguna encuentro la senda bien marcada y creo que es la senda que continua a la de los Albardanos que entra a la sierra por los trancos de la zorra y de los Albardanos y va hasta el collado del Ojuelo, luego baja por la cañada hasta los cortijos del morro, cruza por donde yo lo he hecho, o más arriba por el cortijo de Carrales de abajo y sube a la laguna de Carrales, donde ahora me encuentro, sigue junto a la carretera que después trazaron, baja a Agua de los Perros, pasa junto a su cortijo, asciende al collado del mismo nombre, cruza la carretera dende está el pino seco y hay un hito de MP y sube por la antigua senda conocida como senda a la cuesta de las carretas que pasa justo por la piedra del agujero, el cortijo de la Albarda y, metiéndose en el barranco de royo Martín, asciende salvando la lancha del Tosero, continua a Prao Chortales y sube a Almagreros o a algún collado cercano para volcar por las Lagunillas al valle de Hornos y del Guadalquivir.



Pues por esa senda me voy y en un periquete estoy donde empecé, en el bonito cortijo del Puntal.





cortijo del Puntal


ya estamos donde comenzamos..., la piedra del agujero


Ir a cuenca de royo Chillar

Ir a cuenca media de royo Chillar (II)

Ir a la ruta de la cuenca alta de royo Chillar

Ir a la ruta de la cuenca baja de royo Chillar




EL VIDEO








DATOS TÉCNICOS


Denominación
CUENCA MEDIA DE ARROYO CHILLAR
Fecha
11/07/2012.
Itinerario
Ctj del Puntal - Los Vadillos del Chillar - Cjo Contreras - Cjo de la Peraleja - Pasá del Cuco - Cjo del Morro - Cjo de la Lancha - Laguna de Carrales - Cjo del Puntal
Acceso
Carretera transversal de la Sierra de las Villas
Inicio
Cortijo del Puntal
Fin
Cortijo del Puntal
Tipo de trayecto
Circular
Tipo de firme
Pista/ Senda 
Estación
Primavera/Otoño/Invierno/Verano
Distancia
11,5 kmts
Dificultad
Moderado
Tiempo estimado
4 horas 30 minutos  
Cota mínima
943 mts
Cota máxima
1.202 mts
Desnivel acumulado
Subiendo: 520 mts.    Bajando: 520 mts.
Sugerencias
Llevar agua para el recorrido, en el trayecto en vehiculo hay varias fuentes. Evitar las horas centrales del día, especialmente en el estio. No abandonar basura. No encender fuego. Hay que vadear arroyos.
Track
Movil
Cobertura Movistar ausente en todo el recorrido a pie. Hay cobertura en el collado de Agua de los Perros. 
Mapa
Bibliografía
Experiencia propia. Anotaciones de Manuel R. y José Gómez