SEGUIDORES EN GOOGLE +

SEGUIDORES

SIERRA DE CAZORLA Y EL POZO (JAÉN): LA CABRILLA Y EMPANADAS POR TRANCO "TAPAO"




SIERRA DE LA CABRILLA Y EMPANADAS. UN PASEO POR LA NADA.


Los Poyos de la Carilarga nos desearon buen día, intuian que nos haría falta.






Impávidos, los escarpes rocosos que preservan al Guadalentín de la NADA nos ofrecían la apetecible umbría a sabiendas de lo que nos esperaba.






Aún conmovidos por el madrugón y el infernal viaje por esa pista eternamente desvencijada, asistía boquiabierto a las explicaciones del lugar por el que peregrinaríamos.






Y si que resulto un peregrinar, me mondo de los caminos esos que dicen llevar a la redención espiritual.

Otorgué cierto crédito, no obstante, porque ya había mostrado anteriormente mi escepticismo a subir al repetidor del Tranco del Lobo por Poyo Tribaldo y me las tuve que tragar. “Si dicen que se pasa, se pasará...,” pensé. No pude, sin embargo, detener un fugaz pensamiento relacionado con el tal Murphy a cuentas con el impresionante desprendimiento que se divisa desde la pista de las Navas, “mira que si pasamos nosotros y ...”. En eso estaba cuando la boca se me cerró de manera refleja para tragar la saliva que a punto estaba de desparramarse por las comisuras por el embobamiento del paisaje ante la lapidaria frase de Mingo: “¡buena pandilla para rutear!” Comprendí instantáneamente que estaba más vendido que España a la Merkel.

En fin, allí estaba y había que ser optimista, todos los días no tienes la oportunidad de ascender a uno de los techos de la provincia envuelto por inmejorables personas. El plato estaba servido y había que digerirlo de la mejor manera, pero lo que había detrás de Tranco “Tapao” me inquietaba.



LA RUTA


En un primer momento bajamos cómodamente por pista al Guadalentín y lo cruzamos.









La subida bajo los acantilados transcurrió sin imprevistos, descansados, al fresco de la mañana (hubo hasta quién se quejó de tanto fresco) permitía contemplar detenidamente el paisaje, saborear los estupendos arces a los que les falta vuelta y media para deslumbrar con su colorido otoñal, admirar el barranco del Guadalentín, sus contrastes.











al fondo Collado Bermejo





la CF del Guadalentín









Conforme ganábamos altura tomaban presencia el Tranco del Lobo, Cabañas, Banderillas, incluso Sierra Nevada se dejaba admirar desnuda del manto blanco en la lejanía. Espectaculares los pasos por las pedreras que cruzamos, casi podemos tocar el desprendimiento rocoso que veíamos en la lejanía desde Fuente Acero.









las Banderillas





El Tranco del Lobo y Cabañas en la lejanía





Poyo Tribaldo





Úbeda en el horizonte





ahora más cerca





intentamos acicalar la única fuencilla que encontramos en el camino





algunas cimas de la sierra de las Villas





impresionante predrera











Ya veiamos el recodo de Tranco "tapao"











El sol, junto con algunos buitres nos dio la bienvenida al llegar al paso de Tranco “Tapao”. Al rodearlo, como quién tuerce una esquina estaba la NADA.
















Atroz, radical, inhumana era la brusca perspectiva que tuve. Comprendí que tal vez esa característica sea la que atrae a montañeros a cruzar este espeluznante desierto lapiaz. Sansón, que se tenía estudiado el evento dijo “¡la llevas!” y arreó con viento fresco (es un decir), Manoli y Manolo menos aventureros ese día le siguieron los pasos. La verdad, no me gustaría perderme en ese lugar.








El resto fue una persecución al guía, casi sin poder levantar la cabeza del terreno pues iba la vida en ello.






sumideros, ...





embalse de la Bolera, territorio de Heer Komandant y Sierra nevada al fondo





el Buitre





la NADA











Hay que descubrirse ante este Mingo, conoce como su casa un lugar donde es imposible saber por donde ir porque todo es igual, y sin embargo no dudaba en cada revuelta, paso o trocha. El camino, inexistente, fue muy duro de andar, entiendo el comentario de los más experimentados de que “a la Cabrilla hay que guardarle el respeto”. Estoy completamente de acuerdo.





enfilando la cuerda del Empanadas, al fondo a la derecha








Tuvo Mingo la consideración de dar respiros, reagrupar, eso permitió que pudiéramos recrearnos con la fotografía, con divisar el horizonte, en fin de disfrutar con una jornada que algunos recordaremos durante mucho tiempo.





Emocionante fue cabalgar por la cuerda del Empanadas, por esa linde geográfica que separa Jaén de Granada, contemplar los barrancazos que caen del lado de Castril , Sopalmo, la Malena, Tunez y las llanuras que separan los inaccesibles picachos de esta Cabrilla, Nava Centeno, Nava de los Troncos, Nava del Polvo y la inmensa planicie de Navalasno.

















por fin, en la cima, 2106 mts






Ya en el Empanadas, con la sensación de misión cumplida, faltó tiempo para embriagarse de la panorámica. Se puede disfrutar una y otra vez en el siguiente enlace (cortesía del blog de Luís Cano, Viva Cazorla): PANORÁMICAS 360 º


La Sagra despuntando, al fondo





zoom,...





los campos de Hernan Perea (Pelea)





Impresionante, el Picón del Haza desde arriba





las Banderillas





¡hasta otra!, Empanadas





Tras las fotos de rigor y resuello correspondiente acompañado de algún tentempié Mingo volvió a aseverar: "en 45 minutos estamos en la pista". Y el Señor lo escuchó y nos bajo levitando en un periquete. ¡la Virgen! ¡que bajada! Mejor ni comentamos.





probablemente, el pino más elevado del Parque, muy proximo al VG del Empanadas























un precioso tejo con muchos años





por fin, la pista





collado Cerezino





Allí teníamos a Sansón y acompañantes que acababan de llegar de la ruta alternativa, ya todos juntos, completamos el paseito, ahora gozoso, desde collado Cerezino hasta el de la Zarza





donde se ubica el pino de Rodríguez de la Fuente, lugar en que la mayoría dimos por zanjada esta apasionante y espectacular ruta. Los de siempre, que no tienen bastante, se tiraron para el Guadalentín hasta llegar caminando a Fuente Acero desde donde partimos por la mañana y nos esperaban los otros vehículos.







Como no, final espléndido en la Nava, cuna de nuestro insuperable guía, lugar donde el espíritu puede dejarse llevar después de lo vivido.



Fotografía gentileza de Sansón

Aún tengo la sensación de que la NADA me persigue y el “comepiedras” me dará alcance en breve. Será que he visto muchas veces La Historia Interminable, o tal vez que he estado en la Sierra de la Cabrilla.




EL VIDEO







DATOS TÉCNICOS


Denominación
LA CABRILLA Y EMPANADAS DESDE FUENTE ACERO POR TRANCO "TAPAO"
Fecha
15.09.2012
Itinerario
CF Fuente Acero - Guadalentín - Tranco "Tapao"- cuerda de la Cabrilla - cuerda del Empanadas - Empanadas (2.106 mts) - Collado Cerezino (pista) - Collado de la Zarza (Pino Rodriguez de la Fuente)
Acceso
Pista de las Navas
Inicio
CF Fuente Acero
Fin
Collado de la Zarza - Pino Rodriguez de la Fuente
Tipo de trayecto
Lineal
Tipo de firme
Pista (escasamente) / Sin sendero casi todo el camino 
Estación
Primavera/Otoño/Invierno
Distancia
  16,700 kmts
Dificultad
Dificil
Tiempo estimado
8 horas  30 minutos  
Cota mínima
1.293 mts
Cota máxima
2.111 mts
Desnivel acumulado
Subiendo:  1.170 mts.    Bajando:  1.000 mts.
Sugerencias
Llevar agua para el recorrido, solo hay una escasa fuente cerca de tranco "tapao". Evitar las horas centrales del día, especialmente en el estio. No abandonar basura. No encender fuego. Buen calzado
Track
Movil
Cobertura Movistar en la cuerda del Empanadas. 
Mapa

Referencias
Ruta trazada y diseñada por Mingo y Lobo Rojo

No hay comentarios: