SEGUIDORES EN GOOGLE +

SEGUIDORES

SIERRA DE CAZORLA Y EL POZO (JAÉN): PUERTO PINILLO DESDE LA CAÑADA DE LAS FUENTES.RUTA NEVADA


PUERTO PINILLO Y GUALAY. AVENTURA BLANCA


¿Quién podría predecir el resultado final?





La idea inicial de circular el calar de Juana era muy atractiva. El “portaviones” de la sierra de Cazorla y el Pozo se alza majestuoso dando protección al Gualay en su tránsito por la cerrada del Pintor hacia la Canaliega y desde su nacimiento bajo el Cabañas. Recorrer este macizo nos llevaría una apretada jornada.





No prestaba demasiada atención a la discusión que se planteo durante el viaje sobre la influencia de la presión atmosférica en la conversión del agua de lluvia en nieve a una temperatura superior a los 0º C ¿...?, escuchaba en off, varias cuestiones me rondaban en la cabeza, Armando y Pepe debatían algo que se me volatilizaba.







Avanzábamos por la pista que del Puente de las Herrerías conduce a Tiscar pasando por la Cañada de las Fuentes y Puerto Llano cuando llamó nuestra atención el gran caudal del arroyo Amarillo. Paco Cuadros ya nos había puesto en antecedentes del gran aguacero de la noche anterior. Aunque las predicciones meteorológicas hablaban de cielos despejados, lo que nos había animado a emprender la excursión, la mañana se presentaba cubierta y con un tenue velo de niebla. Próximos a donde dicen que el Guadalquivir tiene sus orígenes, ahora sí, los mecanismos atencionales se sintonizaron con la realidad pues comenzamos a encontrar conforme avanzábamos manchas salpicadas de nieve. Pronto, al llegar a la altura de la CF ahora derruida completamente pudimos comprobar que nos rodeaba un extenso manto blanco. ¡Con esto si que no contábamos!




La espesura nos hacía presagiar lo peor. No nos habíamos recuperado de la impresión recibida cuando un comportamiento inesperado del vehículo nos hizo recapacitar, dejarlo en la CF y echar pie a tierra.






El dilema estaba servido, habíamos quedado con Cabañas unos kilómetros más arriba ¿habría llegado? ¿estaría esperándonos? No teníamos cobertura que nos sacara de la duda. ¿Continuábamos a pie para asegurarnos? ¿usábamos un plan B y organizábamos otro recorrido? Éramos conscientes de que el planteamiento inicial de subir al calar de Juana era temerario y descartable radicalmente. La incertidumbre de comprobar que Cabañas había o no llegado pudo más, apenas cuatro kilómetros nos separaban de resolver el enigma, la decisión se adoptó unánimemente. Ahí comenzó, sin pretenderlo, esta inolvidable aventura blanca.






LA RUTA


Partiendo de la CF de la Cañada de las Fuentes tomamos la pista que asciende comodamente hacia Puerto Llano al pie del coloso Cabañas.




Poco después de iniciar la marcha dejamos a la derecha una senda por la que subiríamos a los tejos milenarios e incluso al Aguilón del Loco a través del collado de Trabino. El camino está impoluto, somos los primeros en pisar la nevada.




Pronto nos detenemos ante la cascada de los Goterones formada por el arroyo de la Luz que cruza nuestro camino.








Avanzando trabajosamente por la nieve, comenzando a tener vistas de la zona del cerro de Navahondona.









Alcanzamos la curva que nos indica que hemos llegado al pino de las 3 cruces. Ni señal de Cabañas ni rodadas de coches. En un rincón con cobertura consiguen contactar con él y anuncia que no pudo pasar de la curva de los vaqueros, por tanto tendremos que arreglárnoslas sin él.









Tras parlamentar, unánimemente decidimos continuar mientras podamos, por tanto abandonamos la pista principal y tomamos la senda que desciende hacia la CF de Gualay y que en algunos mapas está rotulada como Senda del Pilón del ahogado ¿...?



Tras un “tentempié” breve comenzamos el descenso hacia el Gualay, gracias a que algunos conocen el trazado, lo hacemos por la senda antigua que corta en varios puntos el camino. En el trayecto el día comienza a abrir y podemos atisbar mientras corren las nubes nuestro hipotético camino al frente.











Lo miremos por donde lo miremos todo es un imponente manto blanco. Pronto llegamos al Gualay y cruzamos el precioso puente de piedra.





Allí comenzaremos el auténtico recorrido circular ya que tomaremos, por la derecha, la senda que se dirige a Puerto Pinillo y regresaremos por la de la izquierda, el camino anteriormente mencionado del ahogado.





Comenzamos un contínuo ascenso, zigzaguante en tramos, a pesar de la nieve se aprecian los refuerzos de la senda bien construida. Mirar alrededor es una delicia a la que no estamos acostumbrados. El bosque parece encantado, da la impresión de estar en otro territorio diferente a nuestra sierra.







La subida dura y contínuada se sobrelleva gracias al paisaje que nos rodea. El día ha abierto completamente y las vistas desde arriba comienzan a ser inmejorables. Con bastante altura ganada, se percibe como la senda se dirige hacia una zona aparentemente transitable, lo demás, lo que nos rodea son cortados y pendientes imposibles.
































Asomarse al otro lado es una gozada. Este es un puerto de mucha categoría. Puerto Pinillo permite volcar a la cara pozeña de esta sierra. Lo primero que me llama la atención al asomar es el curioso Picón de Hernández.









Más abajo la Bolera, los Almiceranes, el torcal del lobo y más allá por encima de todo la Cabrilla y el Buitre. ¡Bien!, buena ruta.











Después de escudriñar bien la zona, debemos bajar para, a tientas por la Nava de la Peguera, encontrar la senda que sube hacia el calar. Damos con ella y nos deja en otro bonito puerto que nos devuelve al valle del Gualay.















Por allí la nieve, el aire y el frio nos regalan auténticas postales. En algunas zonas la nieve ha alcanzado una altura considerable.














Descendemos por las faldas del calar de Juana hasta dar con el camino del pilón del ahogado. El descenso nos deja en el horizonte unas imágenes espectaculares del Aguilón del Loco (Villalta), la cuerda del Gilillo y la cabecera del Gualay antes de encerrarse en las angosturas del pintor.
















Tras un receso para el almuerzo continuamos hasta confluir de nuevo en el puente del Gualay.




















Desde aquí organizamos el regreso por el mismo camino que trajo.








Identificamos, ahora sin nubes, nuestro destino original











Altivo Aguilón





Llegando a la Cañada de las Fuentes notamos que la temperatura desciende considerablemente, la helada está servida, que suerte hemos tenido, mañana no habrá quién pase por aquí.








EL VÍDEO







DATOS TÉCNICOS


Denominación
DE LA CAÑADA DE LAS FUENTES A PUERTO PINILLO CON NEVADA SORPRESA
Fecha
26/12/2012
Itinerario
Cañada de las Fuentes - Pino de las tres cruces - Gualay - Puerto Pinillo
Acceso
Desde el puente de las Herrerias, continuaremos la pista que se dirige a Pozo Alcón por Puerto Llano. El vehículo lo dejaremos junto a la CF de la Cañada de las Fuentes, junto al nacimiento del Guadalquivir.
Inicio
Cañada de las Fuentes
Fin
Cañada de las Fuentes
Tipo de trayecto
Circular
Tipo de firme
Sendero, pista 
Estación
Primavera/Otoño/Invierno 
Distancia
17,82 kmts
Dificultad
Dificil (especialmente por la nieve)
Tiempo estimado
 8 horas    
Cota mínima
1.280 mts
Cota máxima
1.838 mts
Desnivel acumulado
Subiendo: 848 mts.    Bajando: 848 mts.
Perfil

Sugerencias
En las condiciones que se realizó la ruta hay que extremar las precauciones por resbalones. En otra época habrá que llevar agua pues a parte de la del Gualay no vi fuentes. 

Track
Movil
Cobertura Movistar por las partes altas del recorrido 
Mapa

Referencias
Ruta basada en la experiencia de los foreros Pepe y Paco Ubeda

2 comentarios:

Gloria Carrilero dijo...

gracias por dar a conocer las sierras yo nací y me crié en ellas que puedo deciros que tiene alma que nunca se olvida no dejéis de verla , será óleo que nunca olbidareis

Gloria Carrilero dijo...

gracias por dar a conocer las sierras yo nací y me crié en ellas que puedo deciros que tiene alma que nunca se olvida no dejéis de verla , será óleo que nunca olbidareis