SEGUIDORES EN GOOGLE +

SEGUIDORES

SIERRA DE LAS VILLAS (JAÉN): LA CAÑADA DE LOS CABALLEROS

.

CAÑADA DE LOS CABALLEROS. RUMBO A LA LIBERTAD 

No es mía esta denominación, demasiado acertada, pero si es propia la emoción al recorrer esta GRAN CAÑADA, y por eso recupero y me permito compartir el lema que tan acertadamente describe la ruta que hoy nos ocupa.








Hace años que persigo la idea. La primera vez que penetré en esta cañada se me clavó la idea de poder recorrer la umbría y la solana de esta maravillosa porción de terreno de una tacada. Subiendo por la pista de los Trevejiles, cuando por las Morrillas asoma grandiosa, siempre me fijé en aquella lancha del fondo, límite sin continuidad porque la Quebrá sesga bruscamente el horizonte.





Cañada de los Caballeros. Desconozco el origen del topónimo, tal vez aluda a la existencia de rebaños de rocines por esta amplia pradera y a sus jinetes o tal vez a la zona de paso que probablemente supuso entre el valle del Guadalquivir y las tierras de Beas. 

Situada ex profeso como ventanal a lo más abrupto e impresionante de la sierra de las Villas, tuvo que pasar el mal trago de ver como se consumió en una par de días. 

Estremece mirar de frente y casi tocar con las manos las casas de la Ermita de la Hoz y todo lo que las circunda y protege por las alturas, solo nos distancia un par de cientos de metros, una distancia sutil pero a la vez rotunda determinada por el cañón que el río Grande labra a su paso.








La cañada cobija en su lecho las aguas de una de las cascadas más contempladas del parque con las que comparte nombre. Antaño buenas tierras de labor que se sustituyeron con el éxodo por tradicionales olivares serranos.





Recorrer este recóndito pedazo de tierra serrana es una invitación a una sensación de libertad y asombro, tanto su interior  como su periferia, especialmente al regreso, cresteando en bajada la lancha que circunda la cañada por el W donde es difícil compaginar el avance por el abrupto terreno y no dejar de mirar a uno y otro lados para no perder detalle de una de las vistas más fascinantes que he podido contemplar.






LA RUTA

Como las dos rutas descritas son en días consecutivos y tienen un inicio y fin común las relataré en una misma vez. 

La entrada natural a la cañada desde el Guadalquivir se realiza por los cortijos de los Trevejiles, sin embargo tenemos prisa por alcanzar las Morrillas desde donde accederemos a la cañada propiamente dicha, por ello partiendo del puente de los Agustines, llegados al área recreativa del charco del aceite, podemos elevarnos hasta la carretera por el barranco desde donde están las mesas y la fuente, la cruzamos y nos introducimos en el carril del olivar que tenemos enfrente. También podemos llegar a este mismo lugar transitando por la carretera.





Salvamos un buen desnivel en una corta distancia, zigzagueando por entre las olivas hasta que el carril muere en un llanete. Aquí tenemos la opción de buscar un jorro que sale por detrás de una gran piedra por el W que nos llevará justo a una de las torretas de alta tensión que conduce la electricidad del Tranco a Villanueva, o de arrancar derechos hacia arriba buscando un paso que se adivina donde asoman unos pinos. El primer día tome el jorro y el segundo el sincamino más derecho.





Una vez arriba, si queremos realizar la primera opción buscaremos una traza que se dirige hacia el cortafuegos en busca de la torreta de alta tensión.





Cruzado el cortafuegos encontramos la senda que nos llevará al cortijo de enmedio, localizado precisamente en esa ubicación de la cañada. Tendremos en cuenta que debemos atravesar junto a agrupaciones de colmenas junto al camino por dos veces antes de llegar al empalme del carril que baja de la pista.








Tenemos que vadear el ramal izquierdo del arroyo de la Cañada antes de llegar al cortijo en el que se distingue una parte nueva arreglada y lo antíguo en estado ruinoso.





Bonito lugar para colocar un cortijo, lo que hay enfrente es una deliciosa vista de un amplio frontal de las Villas.














Abandonamos el cortijo y tomamos el carril que desciende por el lado de la solana. tenemos que abrir y cerrar un par de puertas fácilmente accesibles y cruzar la vertiente derecha del arroyo de la Cañada. El camino desciende vigorosamente junto a los olivares, salteado asoma algún espléndido cerezo delatado por  la exhuberante flora que alberga.





Por la derecha saludamos un viejo cortijo derruido, pura ruina, con la particularidad de estar construido con toba.





Los dos arroyos, el de la umbría y el de la solana se van aproximando conforme la cañada se estrecha confluyendo progresivamente. Llego a la altura de la torreta de alta tensión, donde la lancha se aproxima al carril, se que por ahí está la escalera que me trae pero antes quiero ver por donde los arroyos se precipitan hacia la carretera.





Para ello debo bajar aún unos 500 mts de carril hasta un olivar que se encuentra vallado por la parte en que el agua comienza a precipitarse en vertical. Lastima que no veamos nada de nada, solo podemos imaginar la caída en tres ramales divergentes que es como acabamos viéndolo desde abajo.





Regreso por mis pasos hasta dar con la torreta, unos metros más abajo se encuentra la puerta de acceso a la escalera que salva esta espectacular Quebrá.












La segunda opción, más grandiosa, nos va a ocupar toda la cañada. Desde las Morrillas, excelente mirador que separa la loma de la Hoya de los Trevejiles de la Cañada avanzaremos por la pista en perfecto estado. Tras kilómetros que solo se harán pesados si no llevamos en mente la ansiedad e incertidumbre del remate.





Sube la pista por la umbría dejando a la izquierda, en la hondonada, las tierras de cultivo y los olivares. Para ser una cañada, no se aprecia sensación de agobio, se respira libertad, solo al final, cuando esta se va estrechando y la pista se viene hacia el centro se nota que quiere ganar altura y salir del atolladero. Desde nuestra altura vamos pasando por el cortijo de enmedio, otro que hay más arriba perfectamente operativo y, finalmente por los cortijos de la Cañada, ya ruina.





Por allí se encuentra la fuente de la Cañada, a pie del camino, no muy abundante para lo que ha caído. Delante, al otro lado de la pista, una tapuela facilmente reconocible sitúa el asentamiento humano más elevado de la cañada. Buscando una sombra, buen lugar para un descanso y reponer fuerzas.







Como no llevábamos rumbo claramente definido, decidimos alargarnos a la cima de la zona, Natao. Continuamos la pista hasta que esta se bifurca, en este punto abandonamos el trazado principal que se dirige a Fuente Pinilla y tomamos el desvío a la izquierda, el carril se empina decididamente para elevarnos a las navillas??? rasos??? de Natao. Por allí nos cruzamos y nos incorporamos al GR-144 que desde Rambla Seca hasta Beas de Segura supuso una gran vía pecuaria para invernar en, como se decía para referirse a Sierra Morena, las Andalucías.








Lo tomamos y seguimos hasta que nos deja a los pies de Natao, una humilde elevación de estas sierras pero paisajisticamente perfecta ya que nos permite divisar además de los montes de Beas, las estribaciones N de la Sierra de Segura, la campiña y una buena panorámica de la sierra de las Villas.


















Regresamos sobre nuestros pasos cruzando de nuevo las navillas o rasos de Natao hasta dar de nuevo con el carril que dejamos.





Este se dirige en dirección W con intención de volcar sobre los olivares que se sostienen sobre la risca de las Palomas y aparecer en la carretera del Tranco cerca del cortijo del Nolo desde donde probablemente partía la antigua senda que dejaba el viejo camino del Tranco para meterse en la Cañada por la escalera del mismo nombre. Lo seguiremos entre pinos hasta que se deja caer para el olivar, poco antes sale a la izquierda una rodada que acaba unos metros más adelante en un pradete. Desde allí hay que dejarse llevar por una tenue senda que cruza según el mapa del IGN el POYO DEL AÍRE, o el RASO, según el Alpina. Por lo que pudimos experimentar al salir al abismo más le vale el primero, le hace más justicia al lugar.





¡Majestuoso! el panorama que se nos presenta delante. Un mirador sobre el valle del Guadalquivir frente a ese salpicado de abruptos picos que representa la sierra de las lagunillas y primeras estribaciones de las Villas.








Además, tenemos por delante un suculento cresteo descendente por el filo del abismo que la Quebrá con esta panorámica donde cuesta trabajo no embobarse y acabar rodando por el lapiaz.





Paso a paso, mirada a mirada, vamos dando cuenta de lo que la naturaleza nos presenta. Agradecidos, asombrados, porque ninguno lo esperábamos, incluso quien suscribe que lo soñó mil veces. Ninguna de las fotografías que hicimos plasma el lucimiento del lugar.

















Poco a poco descendemos los 250 mts de desnivel que nos separan de la escalera de la Cañada de los Caballeros.



















Tenemos que recomponernos del complicado descenso antes de afrontar la última parte donde la mano del hombre ha permitido, de nuevo, que disfrutemos de uno e esos recónditos lugares por los que se abría paso.





Con dos pinos como pórtico, la escalera se descuelga en varias tongas para perder altura y después faldear pasando por la fuente que probablemente está detrás del desprendimiento que ocasionó el corte en la carretera.







Me contaron que esta fuente solo sale los años muy lluviosos y este no ha salido, ha reventado.  





Pronto, sin previo aviso, tras un enmatojamiento de romeros que nos obliga a rectificar salimos al olivar, aún se reconoce en este, el trazado del camino. Salimos al carril olivarero que nos dejará en la misma carretera a la altura del kilómetro 19 de la antígua señalización.










Desde allí, se nos apetece ver las cascadas que no hemos podido disfrutar desde arriba. Cruzamos por el puente de Saro al carril que acompaña el Guadalquivir por su margen izquierda y cómodamente alcanzamos el puente de los Agustines desde donde partimos en la mañana.












EL VÍDEO











DATOS TÉCNICOS


Denominación
CAÑADA DE LOS CABALLEROS-1
Fecha
14 /04/2013
Itinerario
Puente de los Agustines - cortafuegos del tendido eléctrico - cortijo de enmedio - cascadas de los caballeros (tramo superior) - escalera de la Cañada de los Caballeros - carretera del Tranco - Puente de los Agustines.
Acceso
Desde Villanueva del Arzobispo tomaremos la carretera del Tranco y aproximadamente en el pK 19 (de la nueva señalización) se encuentra el desvío hacia el Charco del aceite y puente de los Agustines.
Inicio
Puente de los Agustines
Fin
Puente de los Agustines
Tipo de trayecto
Circular
Tipo de firme
Pista, Sendero y sin él
Estación
Primavera/Otoño/Invierno 
Distancia
13,56 kmts   
Dificultad
 Moderada  
Tiempo  estimado
 5 horas  30 minutos 
Cota mínima
 532 mts  
Cota máxima
 898 mts
Desnivel acumulado
Subiendo: 497 mts.    Bajando: 497 mts.
Perfil

Sugerencias
Se puede alargar la ruta subiendo a la Hoya de los Trevejiles y alcanzar las Morrillas empalmando con la ruta propuesta.
Mapa


Track
Movil
Cobertura Movistar en casi todo el recorrido 
Mapa



Referencias
Cañada de los Caballeros. Camino a la libertad. Gran libro de la Sierra de las Villas. JGM






DATOS TÉCNICOS


Denominación
CAÑADA DE LOS CABALLEROS-2
Fecha
15/04/2013
Itinerario
Puente de los Agustines - cortafuegos del tendido eléctrico - Morrillas - umbría de la Cañada - rasos de Natao - alto de Natao - rasos de Natao - lancha de la ¿Quebrá o de los Rasos? o Poyo del Aíre - escalera de la Cañada de los Caballeros - carretera del Tranco - puente de Saro - puente de los Agustines
Acceso
Desde Villanueva del Arzobispo tomaremos la carretera del Tranco y aproximadamente en el pK 19 (de la nueva señalización) se encuentra el desvío hacia el Charco del aceite y puente de los Agustines.
Inicio
Puente de los Agustines
Fin
Puente de los Agustines
Tipo de trayecto
Circular
Tipo de firme
Pista, Sendero y sin él
Estación
Primavera/Otoño/Invierno 
Distancia
20,60 kmts  2ª 
Dificultad
Dificil
Tiempo estimado
8 horas     
Cota mínima
539 mts 
Cota máxima
1.273 mts
Desnivel acumulado
 Subiendo: 820 mts.    Bajando: 820 mts.
Perfil

Nota
El perfil tiene un error al inicio por ligero fallo del Track
Mapa


Track
Movil
Cobertura Movistar en casi todo el recorrido 
Mapa



Referencias
Cañada de los Caballeros. Camino a la libertad. Gran libro de la Sierra de las Villas. JGM




.

1 comentario:

Sansón dijo...

Galeno, si me descuido y no veo el facebook, no me doy cuenta de tu entrada Villana, supongo no te habra dado tiempo a ponerla en le foro..
---Un saludo, ya os queda poco de Las Villas