SEGUIDORES EN GOOGLE +

SEGUIDORES

SIERRA DE LAS VILLAS (JAÉN): NAVAZALTO

.

¿ALTO DEL NAVAZO? o ¿NAVAZO ALTO?


¿Quién no se ha acercado en alguna ocasión a Navazalto? Visita obligada para cualquiera que se aproxima a la sierra de las Villas por la vertiente mogonera. Para la mayoría, Navazalto queda representado por una cima a la que se accede fácilmente, incluso en vehículo, por un carril que parte de la carretera transversal de la sierra, por encima de la Fresnedilla y donde existe en la cumbre una  de las casetas de fogoneros más conocidas, al igual que uno de los balcones más inmensos del Parque de Segura, Cazorla y las Villas.





Caseta de fogoneros de Navazalto


Dos de las cuatro Villas. Torafe (Iznatoraf) y Villacarrillo desde la cima del peñón de Navazalto


Guarhondo (embalse de Aguascebas) desde Navazalto

Seguramente, para quienes suben a mirar y disfrutar del paseo y del vuelo del buitre leonado, dueño, señor y oteador del paraje, la disquisición del título les queda excesiva. Ciertamente, sólo con subir y mirar se pueden cubrir ámpliamente las expectativas. Sin embargo, a quienes gusta trastear, conocer y ubicar con la mejor precisión posible los lugares recorridos, saber como los llamaron y porqué, esto tiene su miga...



Buitreras de Navazalto

En el empeño no puedo olvidar a Gómez Muñoz, ese hombre que se paseó y pateó no hace tanto estos lugares, con la paciencia de Job, recopilando en más de setecientas paginas un compendio sin el cual sería imposible entender la orografía,  toponímia y etnografía de nuestro gran Parque. 

Si algo se echa de menos en esta soberbia lección de literatura montañera y serrana es la ausencia de ilustraciones, de esas imágenes con las que acostumbramos a acompañar nuestras descripciones, tal vez porque nuestra retórica es mucho más limitada, necesitando apoyar en la imagen lo que él describió literariamente, con gran pasión y precisión plástica, son tan claras sus descripciones, tan precisos los detalles, que la mayoría de las veces tras su lectura y cuando te encuentras en el lugar, ya parece que hubieras estado allí con anterioridad.  



Peñón de Navazalto. Al fondo Villacarrillo

Navazalto, a pesar de los carteles con los que han llenado el recorrido turístico NO CREO QUE SEA UNA CIMA, NI UNA CASETA DE VIGILANCIA DE INCENDIOS. Navazalto es bastante más; aunque en su origen los serranos tal vez denominaran con este término a un punto específico de la zona, con el tiempo el topónimo ha superado lo concreto para comprender una demarcación mucho más amplia. Nava azul, Hoyos de la nieve parecen ser sinónimos originarios pero ha sido Navazalto el que con rotundidad se ha impuesto definitivamente.



Poyo angosto y el Bigarral


Torafe (Iznatoraf). A la derecha el puntal de las cuevas

Comprender y limitar Navazalto no es difícil. A pesar de los trabajos de roturaciones y plantación de pinares en la zona para disuadir a los autóctonos de continuar sus siembras, lo que allí es verdaderamente importante y cobra relevancia no es un pico que apenas destaca del resto de elevaciones próximas parejas en altura, sino la gran llanura que ocupa la mayor parte del terreno. Por tanto, creo que NO ES el alto del navazo a lo que se refiere el topónimo, sino que estoy convencido de que Navazalto es impepinablemente una Nava . Y me explico.





Solo hay que situarse en el lugar que muchos (incluidos mapas oficiales) ubican la cima del lugar y que designan como pico Navazalto o Alto del Navazo (1385 mts) y que en realidad, según recoge Gómez Muñoz, se llamó desde siempre Puntal de la Cuna. Desde esta atalaya, la más elevada de una cadena de puntales que se extiende en dirección NE, veremos claramente a nuestros pies mirando en dirección a Torafe (Iznatoraf) lo que nos interesa: una gran “porción de tierra (sin árboles) y llana, en ocasiones posiblemente pantanosa, situada entre montañas”. ESO ES NAVAZALTO. No hay lugar a dudas.



Navazo Alto desde la Cruz de Yescas. Al fondo Torafe (Iznatoraf) y Villacarrillo


Navazo Alto a los pies del puntal de la cuna (imagen Google Earth)


Llanos de Navazalto. Arriba el puntal de la cuna

Dicho y aclarado lo anterior y dado que el topónimo en la actualidad supera estrictamente el lugar para el que en su día se designo, sería justo emplear tan bonito nombre para demarcar un territorio que ya delimitó perfectamente Gómez Muñoz y que me gustaría aquí resumir, para mi entendimiento fundamentalmente.




Nos referiríamos con el término Navazalto a una cadena montañosa, con una sucesión de cimas entre los 1.300 a 1400 mts, que se extiende en dirección SW – NE, delimitadas por el S por el gran barranco de la Osera y por el N por el de las Cebadillas o chorreón de las buitreras. Al W de desparramaría hasta el río Aguascebas Grande por los barrancos Martín Ruíz, por donde transcurre la preciosa senda de la cuesta de Navazalto y el gran barranco, el barranco perfecto, la simetría serrana por antonomasia, el barranco del Bigarral (o del arroyo del Toril, indistintamente). Por las cumbres, por el E, la lancha del lentiscar cae mansamente a la Nava del Vilano (Milano) y cañada del arroyo del Torno.



Cresta de Navazalto desde la caseta al puntal del filo (imagen de Google Earth)


Filo del Bigarral y lancha del lentiscar, abajo la fuente del Vilano (Milano)


Barranco del Bigarral o del arroyo Toril

La cresta cimera, un filo de aristas donde nacen varios jorros que caen hacia el lado más abrupto, el del Bigarral, cuenta con algunos puntales donde es preciso elevarse y detenerse, aunque la perspectiva sea similar en cada uno de ellos. 

A la caseta de fogoneros que ocupa un gran mirador, yéndonos para el barranco de las cebadillas (o chorreón de las buitreras), le sigue el puntal de la Cuna, el más elevado de todo el filo montañoso y al que se suele suplantar con el nombre de Navazalto. Le sigue el puntal de Yescas, casi a la mitad en la zona más baja de esta bonita arista encontramos el tranco o paso del Bigarral que comunica poyo angosto con la Nava del Vilano (Milano), después vuelve a subir hasta terminar con vistas a las Cebadillas y collado de los blanquizares, se trata de la segunda elevación mayor conocida por el Puntal del Filo que se encuentra coronando las casas de la Nava del Vilano (Milano)  por el E y el puntal del “ahijaero” por el W.





Visto lo visto y andado lo andado por estos lares, tengo que considerar Navazalto como un  lugar simbólico y emblemático en el laberinto montañoso de la sierra de las Villas, rescatarlo del circuito turístico al que se ha relegado involuntariamente y darle una presencia montañera de primera línea. Recorrer Navazalto por sus cuatro costados oferta desde un agradable paseo mañanero o vespertino para contemplar Guarondo y su enigmático valle desde las alturas, una increíble panorámica aristeando el filo rocoso que cae por el Bigarral y hasta un destrozapiernas ascendiendo desde Mogón por la vieja senda de la cuesta de Navazalto, exponente de cómo podían para su interés meter un camino por un barranco imposible, salvando cuatrocientos metros de desnivel en dos kilómetros de distancia de la manera más airosa, inteligente y ocurrente que su conocimiento les daba y que era mucho por lo que podemos apreciar. Por Navazalto entraba y salía una de las “autopistas” serranas que comunicaban el valle de Guarhondo con los pueblos de Mogón y Villacarrillo que construyeron para su subsistencia y que quedó abandonada a la suerte de los elementos cuando hicieron la carretera transversal, que no pudo impedir el definitivo éxodo y el cierre casi total (salvo por la presencia de los Jipes) de esta maravillosa factoría de supervivencia autárquica. 



Barranco de Martín Ruíz. A la izquierda el puntal de las cuevas, a la derecha el peñón de Navazalto.


El monolito "contemplando" el Bigarral.




Surcaremos por tanto Navazalto escudriñando las antiguas sendas por las que ellos caminaron, conociendo las fuentes que arreglaron para calmarse la sed, hurgando en las cuevas y covachas donde encerraban el ganado y maravillándonos, en definitiva, en uno de los rincones más increíbles y accesibles de la siempre sorprendente SIERRA DE LAS VILLAS. 





Lástima, y ya termino esta introducción a las rutas que vienen, que Bosques del Sur haya pasado de largo por aquí, que haya encaminado sus pasos por la pista de Jabalcaballo en lugar de recorrer los vericuetos del gran valle de Guarhondo. De ninguna manera dejéis de patear la tierra que ellos eligieron, primero los que aquí se asentaron por necesidad, después los que lo hicieron por otras circunstancias. Por algo debe ser ...  


LAS RUTAS

Hemos realizado por la zona varios "trasteos" con el fin de preparar una ruta mayor que teníamos en mente desde hace tiempo y requería fundamentalmente comprobar la permeabilidad de la vieja senda de la cuesta de Navazalto que, desde Mogón, se introducía en el valle de Guarhondo donde se abría en muchas más, como las ramas de un árbol. Sin pretenderlo, todos han cumplido con los mínimos para considerar estas meras investigaciones en rutas factibles, por lo tanto, con la intención de que otros disfruten lo que nosotros, las publicaré por separado. 

Volver a mencionar que nos ha acompañado como libro de cabecera el incunable de Gómez Muñoz gracias al cual y a unos pocos conocimientos propios obtenidos al merme, de aquí y de allá y de algún lugareño que en su momento me atendió y explicó lo que quería saber, hemos podido llenar de nombres este rincón. Muchos se nos han quedado, probablemente será difícil recuperarlos, por ello animo a cualquiera que pueda ayudar a completar el puzzle, bien aportando, bien corrigiendo errores que pueden haberse deslizado. 

0. Los antecedentes. Primera descripción para el Blog de Navazalto, por donde los turistas.LA FRESNEDILLA - NAVAZALTO

1. Primera investigación: Circundando el Navazo Alto.POR EL MACIZO DE NAVAZALTO

2. Segunda investigación (a resultas de la primera, claro): VIEJA SENDA DE LA CUESTA DE NAVAZALTO (tramo de sierra) Y EL BIGARRAL POR POYO ANGOSTO

3. Tercera investigación (evidentemente, a resultas de la segunda): LAS CUMBRES DE NAVAZALTO

4. Cuarta investigación (regomeyo que quedó de la segunda ...): VIEJA SENDA DE LA CUESTA DE NAVAZALTO (tramo de olivar)Y COLLADO DE LAS ALBARIZAS (o Almagreros en los mapas)

5. Quinta investigación (imprescindible para completar la ruta origen de todo esto): GUARHONDO A NAVAZALTO POR LA CAÑADA DEL ARROYO DEL TORNO, LA FUENTE DEL VILANO (MILANO),y CRUZ DE YESCAS. Regreso por las buitreras y poyo del lentiscar.

6. Disfrutando lo conocido. Un paseo por la cima: CIRCUNDANDO EL ALTO DEL NAVAZO(puntal de la cuna).

7.Sexta investigación (innecesaria para la ruta origen pero imprescindible para la curiosidad que nos mueve y consecuencia de todas las anteriores): Volad la imaginación, seguro que acertáis... la pulpa del melón.


8. Vuelta de tuerca: Subida a Navazalto desde la Osera por barranco oscuro





EL VÍDEO

360 º DESDE EL PUNTAL DEL FILO




.

7 comentarios:

Juan Carlos Gutiérrez López dijo...

No estado aun en esa parte de la sierra,me hablan muy bien de ella,la próxima vez que este por ahí la tendremos en cuenta,un saludo desde Andújar.

Galenomam dijo...

Pues te sorprenderá cuando la conozcas. Ahora y el invierno es muy buena época. La sierra de las Villas es la gran desconocida y una increíble sorpresa cuando se descubre. Saludos y espero que te guste el blog.

Cabañas dijo...

Realmente una !!!!MARAVILLA!!!!

Luis dijo...

Magnífica entrada, tengo el placer de haber recorrido casi todos esos rincones. Y la última vez bastante reciente. Comparto lo que comentas de José Gómez, y todo lo que ha aportado. Y fenomenal por la foto que has puesto aclarando los nombres!!. Me apasiona conocer los auténticos nombres d ela sierra y ubicarlos bien.

Galeno MaM dijo...

Gracias Cesar, tu ya conoces algo de por allí y la verdad es que se trata de un rincón "villano" con muchos alicientes. Ya sabes, los miercoles podéis darle un repaso, además contando con Pepe "disco duro-memoria RAM" no te hará falta track, je,je. Un abrazo, espero coincidir pronto contigo.

Galeno MaM dijo...

Pues compartimos dos cosas elementales (alguna más parece ser, como el placer por la sierra), la "manía" por poner nombre a lo que vemos (cada vez más difícil pues es más complicado encontrar quién te lo cuente) y la admiración por el Jesuita, pues gracias a lo que dejó escrito he podido hacer mucho de lo primero. Un fuerte abrazo

Galeno MaM dijo...

Perdón, se me había pasado, el último comentario es para Luis