SEGUIDORES EN GOOGLE +

SEGUIDORES

SIERRA DE ALCARAZ (ALBACETE): RUTA DEL PERNALES

.


EL PERNALES Y LAS FUENTES DEL GUADALIMAR


Sierra de Alcaraz, la SIERRA para entendernos, porque la sierra no sabe de política.




Por donde cuentan acabaron con las tropelías de dos de los últimos bandoleros de nuestra reciente historia con permiso de "Pasos Largos". El Pernales y su fiel acompañante el niño del Arahal, al parecer dos sanguinarios personajes cuyo fin acabó celebrado por unos y convertido en leyenda por una gran mayoría que veía en ellos lo que muchos anhelaban y no se atrevían, enfrentarse con el poderoso. De Estepa vinieron a morir aquí, a las fuentes del Guadalimar, a los pies de la Sarga, curioso destino.




Parece que buscaban mejores aíres, allende los mares porque aquí ya se lo ponían difícil. La Benemérita se había profesionalizado y el cerco se estrechaba. En un apartado rincón de la sierra, donde solo si allí se acude podrá comprobarse lo fácil que resulta la emboscada, pudieron acabar con ellos; y no hizo falta un gran despliegue,...





Cuentan que a los de la zona dejaron de hablarles o eran malmirados por haber sido de aquél lugar quién detectó su presencia y lo denunció. En las cercanías de la vecina aldea de El Bellotar, bajo la piedra del Cambrón, se firmó su sentencia y unos kilómetros más allá se ejecutó.





No nos extenderemos en los lances y andanzas de este facineroso idolatrado en vida y tras su muerte, muy buenas reseñas hay en el apartado de referencias. Curiosamente, su espíritu se ha hecho inmortal y cuentan las lenguas de la comarca que continúa persiguiendo a los poderosos y avaros, de hecho a su tumba en Alcaraz no le faltan flores... de quienes temen su presencia.




Pero no debe el Pernales ocultar la otra cuestión de lo que buscábamos, el origen y las fuentes de uno de los ríos esenciales de nuestro medio, Guadalimar, río muy nuestro, rio "colorao", de Puente Mocho y de Giribaile y hasta de Cástulo donde cuentan tuvo puerto fluvial. Y las tuvimos a nuestro alrededor, en las faldas de la SARGA por donde tocamos la nieve por primera vez esta temporada.





Geografía e historia de la mano, ¿quién da más?...




LA RUTA


Si hay una ruta cierta de los últimos pasos de Pernales, es inversa a la que nosotros realizamos. Según las fuentes consultadas, parece que desde El Bellotar, lugar por donde se les vio y surgió la denuncia que dio pie a su muerte y captura, pudieron ascender a los Picarazos por una antigua senda que está muy perdida o inexistente en la actualidad. De allí descendieron probablemente por las proximidades a la pista de tierra que existe por las fuentes del Guadalimar, cruzando el arroyo del Tejo y el barranco del judío, para almorzar en alguno de los cortijos de los aledaños y tomar la senda de los collados por prado Rosinda, accediendo por el portillo al lugar donde fueron abatidos hoy conocido como la cruz del Pernales.


Nuestra primera intención era visitar desde Villaverde del Guadalimar el lugar donde fueron abatidos los bandoleros, pero contábamos con el GPS y un track confiable de nuestro blog amigo Conocer Jaén descargado la noche anterior pero casi sin revisar. La decisión de los compañeros de ruta hizo lo demás, no hubo ni que debatir y nos encontramos con una asombrosa circular por un lugar desconocido que puede ser origen de numerosas escapadas. Lo mejor fue tener una perspectiva distinta de la sierra, ¡como cambia la silueta del horizonte conocido!!! Nos costó situar y reconocer lugares esenciales en nuestros trasiegos y todo por cuestión de perspectiva...


Para acceder a la cruz del Pernales, partimos de la localidad serrano-manchega de Villaverde del Guadalimar, donde realmente toma nombre este río resultado de la unificación de numerosos arroyos pudiendo erigirse en fundamental el del Tejo que cruzaremos un par de ocasiones.





Salimos del pueblo y caminamos por una cómoda pista ascendente que se dirige a los Picarazos. Al principio la piedra de El Cambrón nos escolta la marcha





el recorrido está magníficamente señalizado








conforme tomamos altura ganamos la panorámica del valle de Villaverde





pronto llegamos a un idílico rincón convertido en un área recreativa














retomada la pista rozamos un humedal en la ladera, nos llama la atención por los chuzos que adorna el rincón, sin embargo notando el detalle parece un habitat de grasilla (Pinguicula vallisneriifolia), que los expertos nos corrijan...










cómoda y constantemente seguimos ganando altura y el valle se engrandece





un desvío a la derecha nos indica la dirección de lo que venimos buscando primero, dejamos la pista para tomar una antigua senda que primero por prado Rosinda y después por un tranco conocido como el portillo nos coloca directamente en la cruz del Pernales.

















el regreso hasta donde nos desviamos de la pista nos deja espectaculares vistas de la Sarga y de los Picarazos, nuestro próximo destino








antes pasaremos junto a los cortijos de la fuente del Tejo (también figuran en los mapas como de Toño y Julián), uno de los lugares donde se pudieron tomar el último almuerzo nuestro personajes, no muy lejos de donde acabaron emboscados













y ahora, a por los frailes...





pronto se hace visible el calar del mundo





con los picarazos bien altos aún, empieza a hacerse presente la nieve por la cota de los 1100 mts








el Padroncillo con sus características antenas se encargará desde ahora de darnos las referencias





por fin!!!, el centenario tejo que nos marca probablemente la cercanía del origen del Guadalimar





y súbitamente, saliendo de entre el pinar, nos vemos rodeados de "frailes"... los Picarazos!!!!

















en este punto iniciamos la aventura, abandonamos la pista buscando las ruinas de lo que fue el cortijo de los picarazos atravesando los huertos vigilados por estas curiosas formaciones pétreas







allí comemos, con buenos aíres, el cielo empieza a disgustarnos y tenemos por delante un camino lleno de incertidumbre... 

Sin embargo el track era bueno, muy bueno, al poco de abandonar el cortijo se nos presenta una senda limpia y cómoda, preciosa y agradable para andar, que nos desciende vertiginosamente, en apenas una hora, hasta nuestro lugar de inicio, Villaverde, disfrutando en el recorrido de un atardecer otoñal en el valle que como colofón, quedará en el recuerdo.
































EL VÍDEO








DATOS TÉCNICOS


Denominación
RUTA DEL PERNALES
Fecha
30/11/13
Itinerario
Villaverde del Guadalimar - Hoya Quemada - (abandonamos la pista) - Prado Rosinda - el portillo - El Masegar (Cruz del Pernales) - (regreso a pista) - Fuente del tejo - Cortijo de la fuente del Tejo o de Toño y Julio (ruinas) - cabecera del arroyo del Tejo - los Picarazos - cortijo de los picarazos - Villaverda del Guadalimar
Acceso
Podemos acceder desde la localidad de Siles, tomando la CM-3204 dirección Riopar, aproximadamente a unos diez kilómetros encontraremos el desvío a Villaverde del Guadalimar, inicio y fin de la ruta. También podemos acceder desde la N-322, tomando el desvio a Bienservida y de allí por la CM-3205 a la aldea de El Bellotar y Villaverde.
Inicio
Villaverde del Guadalimar
Fin
Villaverde del Guadalimar
Tipo de trayecto
Circular
Tipo de firme
Pista y senda 
Estación
Primavera/otoño/invierno/verano
Distancia
19,62 kmts
Dificultad
Moderada
Tiempo estimado
7 horas    
Cota mínima
710 mts
Cota máxima
1.447 mts
Desnivel acumulado
Subiendo: 864 mts.    Bajando: 864 mts.
Perfil
Sugerencias
Abastecimiento de agua en Villaverde y en la fuente del Tejo, junto a los cortijos de Toño y Julio. No abandonar basura. No encender fuego. Utilizar calzado específico de montaña. 
Mapa
Track
Movil
Cobertura movistar en varios puntos de la ruta
Mapa
La ruta en el FORO
+ Fotos
Fotografías de Nali Veztamon
Fotografías de Basi Puertas
Fotografías de Juan Manuel Chova
Fuentes y
Referencias
Blog Conocer Jaén de Javier Rojas
Amplio estudio sobre el Pernales. Diputación de Albacete 
Otra historia muy completa
La versión de la Benemérita  


.

No hay comentarios: