SEGUIDORES EN GOOGLE +

SEGUIDORES

SIERRA DE CAZORLA (JAÉN): RÍO CAÑAMARES


CAÑAMARES, EN OTOÑO




Cuentan que nace por Hoyo Redondo, pero no lo es de verdad hasta que confluyen un pilón de arroyos y, entre todos, arreglan a este delicioso cauce. Tendremos algún día que desentrañar el origen de este, una abrupta cuenca fluvial que promete esconder más de un tesorillo. Por el momento nos conformaremos con el amable trayecto de este soberano cauce que se entrega generosamente al río de Cazorla o del Cerezuelo para inundar y dar vida a la vega de Santo Tomé y acabar contribuyendo a enriquecer nuestro Río Grande.




Otro río más de vida. Desde que el fragoso terreno lo permite alberga los restos de tres buenos molinos harineros, el de arriba o de los Tobaletes, el de enmedio o de Gris y el de abajo o de Cañamares, poco antes de abrazarse al río del cerezuelo y discurrir vega abajo.





Además de los molinos, numerosos cortijos, casa forestal y hasta una pequeña y coqueta aldea o cortijada, los Tiscares, son vestigios de de su añejo bulle bulle




Hemos comprobado que recientemente el río Cañamares ha atraído la atención de los amigos del foro, no debe ser una casualidad que acudieran a fisgonear estos exiguos kilómetros si no hubiera algún duende en su interior.




tras releer las diferentes incursiones realizadas por este recientemente acondicionado sendero, comprobamos que estaban presentes las diferentes estaciones del año salvo el otoño, y no lo pensamos dos veces, fundamentalmente porque sabemos por experiencia que los ríos que transcurren por bosques de galería tienen un otoñar exuberante.




Finalmente, como no, un guiño al topónimo: CAÑAMARES. Con toda probabilidad, a lo largo de su trayecto, debieron sembrarse bastantes peazos con la planta del CAÑAMO que acabaron dándole la caracterización. No creo que los serranos de entonces estuvieran en las tontas en las que nos espiralizamos en la actualidad. El cáñamo representó durante la historia de la humanidad una fuente de aplicaciones que nada tiene que ver con la circunstancia que hizo que se abandonara, por prohibición, su cultivo: la marihuana. Los hilos de cáñamo fueron unas apreciadísimas fibras textiles ligeras y de gran resistencia que estuvieron presentes en el día a día de la vida de multitud de culturas, y como no, en nuestra querida sierra.  




LA RUTA



No tuvo un comienzo claro. Un desliz, otro más de los existentes en la sierra y del que probablemente, como es habitual, nadie será responsable.
En el foro presencié el panel de abajo y con él iba preparado. Sin embargo, en la cortijada de los Tíscares me encuentro el de arriba... No se, no se, algo me huele a una chapuza. Y lo rematan con la catalogación de dificultad, esto es para que alguien se ponga la medalla, pero con nombre y apellidos... Seguro que más de uno se ha dado la vuelta cuando han leido MUY ALTA ¡"Señol, señol"! o lo que es lo mismo ¡"Están locos estos romanos"!





Tranquilizados mis acompañantes, pues no podía ser "pa tanto" a la vista de la concurrencia que había tenido últimamente el camino, decidimos aventurarnos. llevábamos la idea de realizar el circular que proponía Abelardo de 13 km por el collado de las monjas una vez alcanzado el final del sendero en la pasá de Ortíz pero, fue tan agradable la ida, que decidimos realizar el regreso por el mismo camino.





Nos situamos como inicio de ruta en el puente existente junto al molino de Gris





Allí unas escalinatas y una baliza son delatoras de por donde arranca el sendero








Llegamos y sobrepasamos los Tiscares después de atravesar un olivar











Y comienza el festival de otoño...
































Alcanzamos el molino de arriba o de los Tobaletes donde hay un puente para colar a la otra orilla














Una zona de escaleras y pasarelas nos elevan de nivel comodamente, abajo el río en una angosta cerrada










Pasada la cerrá desembocamos en los huertos del guarda Pedro, por encima de su señorial casa, donde aún quedan vestigios del horno y alguna baranda de balcón, cosa inusual en las casas serranas, a no ser que tuvieran una predominante importancia.














Un puente nos cambia de orilla donde nos topamos con un hermoso cenajo medio oculto entra las higueras








Y de nuevo otro puente y cruce a la orilla izquierda orográfica para llevarnos en poco tiempo al agradable paraje de la pasá de Ortíz. Un rato de disfrute del entorno y vuelta por el mismo camino, a "redisfrutar" con el camino que de dificil no era pa tanto...










EL VÍDEO






DATOS TÉCNICOS


Denominación
OTOÑO EN EL RÍO CAÑAMARES
Fecha
03/11/13
Itinerario
Molino de Gris - Los Tiscales - Molino de Enmedio - C.F. del guarda Pedro - Pasá de Ortíz
Acceso
Se puede llegar desde varios puntos pero el más cómodo, incluso con turismo, se realiza desde el pueblo de Chilluevar. Saliendo de este por la carretera que accede a la sierra, a 1,5 km se desvía a la derecha una pista asfaltada que baja en fuerte pendiente hasta el molino de Gris (indicado) desde donde podemos iniciar.
Inicio
Molino de Gris
Fin
"Pasá" de Ortíz
Tipo de trayecto
Lineal
Tipo de firme
Pista, senda 
Estación
Primavera/Otoño/Invierno/Verano
Distancia
4,31 kmts
Dificultad
Moderada (en los indicadores dan dificultad muy alta; lo explico en sugerencias)
Tiempo estimado
1 h 15 min   
Cota mínima
514 mts
Cota máxima
733 mts
Desnivel acumulado
Subiendo: 237 mts.    Bajando: 69 mts.
Perfil
Sugerencias
Abastecimiento de agua en la aldea de los Tiscares y en la fuente de Agustín y, a 1 km del inicio aproximadamente. La ruta es fácil de ejecución en cuanto al esfuerzo, casi sin desnivel acumulado, pero hay algunos pasos expuestos y un par de subidas cortas pero exigentes. Ojo con los niños en los lugares de riesgo. No abandonar basura. No encender fuego. Utilizar calzado específico de montaña. 
Mapa
Track
Movil
Solo hay cobertura Vodafone en la aldea de los Tiscares. 
Mapa
La ruta en el FORO
Referencias


.

1 comentario:

Juan Carlos Gutiérrez López dijo...

Muy buena ruta amigo,la tendre en cuenta para la proxima.Saludos